Segunda Ola: ¿Cuáles son las medidas económicas de Alberto?

Alberto Fernández acuerdo de precios

Lo meto en el título a Alberto Fernández porque es el presidente y, por ende, responsable último de las medidas que firme de sus ministros, en este caso de su Ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas para contener las consecuencias de una segunda ola de COVID-19 que ya nos tiene bastante podridos a todos.

Una de las medidas que piensan tomar tiene que ver con el sector gastronómico. Se trata de lanzamientos de créditos para adquirir equipamientos que les permitan adaptarse a la atención al aire libre, como equipos de calefacción entre otras cosas.

Más allá de este tipo de medidas, las principales apuntan a contener los precios, algo que nunca funcionó bien, pero que siguen intentando.

Días atrás firmaron un acuerdo con fabricantes de electrónica para mantener estable el precio de productos masivos hasta noviembre. Algo parecido van a intentar con insumos de la construcción y la industria. También están negociando con las alimenticias para generar una canasta protegida con precios establecidos en los próximos seis meses.

Estamos en una economía mundial -economía de mercado- donde funciona el libre sistema de precios. Acá en Argentina, el Estado sigue metiéndose en la regulación de precios como única alternativa economía generando efectos contrarios a los que persiguen porque impiden el libre funcionamiento del mercado.

A los gobernantes no les gusta el mercado, lo culpan de la pobreza y de todos los males que pasan en el mundo. Por eso siguen poniendo barreras a este modelo de economía mediante cual funciona el mundo. En Argentina siempre vamos a contra mano, poniéndole barreras sin sopesar cuidadosamente cuáles son las consecuencias de seguir ese camino del salmón, nadando siempre contra la corriente.

Esto sin mencionar la interferencia indirecta en los precios con todos los impuestos que nos ponen en este increíble país que tiene que bancar el gasto público. Los impuestos distorsionan los precios, esto te lo puede decir cualquier persona. No es necesario que lo diga un economista.

Un emprendedor o una pyme, con la distorsión de precios que hay, porque tienen que pagar cada vez más impuestos y con las medidas donde se acuerdan los precios a los que los obligan a vender sus productos y/o servicios, va a pensar dos veces si decide seguir invirtiendo en su negocio porque los beneficios no van a ser tan tentadores.

Pero siguen intentando este tipo de medidas a pesar de que la historia, especialmente la historia argentina, nos demostró una y otra vez que este sistema siempre termina mal porque nunca pero nunca intentan bajar el gasto público.