Se recuperan los históricos “Kiosco barco”

Kioscos barco Bahía Blanca

Con la inauguración de este primero de tres Kiosco barco adjudicados comienza la recuperación de estos históricos puestos que forman parte del patrimonio de nuestra ciudad.

La Secretaría de Espacios Públicos y Movilidad Urbana decidió ponerlos en valor y volver a utilizarlos para los fines por los cuales fueron creados allá por la década del ´30. Desde aquel momento se convirtieron en parte de nuestra historia. Tal es así que en el ´92 se los incluyó en el inventario del patrimonio arquitectónico y urbano bahiense.

Historia de los Kiosco barco

Los kiosco barco son las construcciones que encontramos en distintos puntos de la ciudad, que ya tienen más de 80 años y que podemos ver en varias esquinas de Bahía Blanca.

Se los llama de esa manera por su forma. Un estilo art decó que se desarrolló en la década del 30 en el mundo y se emparenta con las cabinas de los barcos. Si miramos las fotos que vienen, tienen cierta similutd con las cabinas.

Cuando uno ve un barco de un gran tamaño, en general tiene esta forma con un techo plano. Por ese detalle de diseño es que se lo reconoce como quioscos barcos y están desde 1939 o 1940 que es el año que se lo construyó.

Desde ese momento forman parte del equipamiento urbano que tiene nuestra ciudad. La Municipalidad de Bahía Blanca construyó varios en distintos puntos de la ciudad.

Ya desde el principio del Siglo 20 en Bahía Blanca había quioscos en las esquinas. Seguro recordarás que eran unos quioscos de chapa azul tipo iglú. En Avenida Alem, frente a la Universidad sobrevive uno de esos armatostes.

Armatostes kioscos Bahía Blanca
Armatostes kioscos Bahía Blanca

Como estos armatostes ya no cumplían su función, por ser incómodos -fríos en inviernos, calurosos en verano- surgió la idea de construir nuevos puestos más modernos, más amplios y más cómodos.

En 1939/1940 se decidió construir ocho kioscos nuevos con la idea era darlo después en concesión, es decir, cobrar un alquiler al que lo ocupara y el dinero destinarlo entidades de beneficencia.

Se construyeron todos casi simultaneamente por Juan Taverna, su constructor, siendo el primero el que está en Colón y Vieytes y el segundo el que está en Avenida Colón y Chiclana.

Después se construyeron en la plaza de Villa Mitre, en la plaza 9 de julio, en calle de Brown y había uno en Ingeniero White que se demolió, otro en Punta Alta que no está más y dos en la plaza Rivadavia.

Solo algunos estaban en uso. El resto había quedado abandonados resultando una verdadera pena verlos así porque estos kioscos son parte del patrimonio de la ciudad.

Intento de demolición, los vecinos dijeron NO!

Hace más de 15 años cuando se puso en valor el edificio de la Bolsa de Comercio en Avenida Colón y Chiclana, se había sugerido demoler el quiosco barco que está en esa esquina porque, en principio, tapaba la visual del edificio. Los vecinos dijeron NO, dándoles el valor que se merecen estos puestos característicos de nuestra ciudad.

Uno recuperado, faltan dos más

Ubicado en el antiguo kiosco barco de la esquina de Alsina y Chiclana, comercializa bebidas, café, medialunas y postres.

El concesionario debe garantizar la higiene de su entorno, evitando al máximo posible los malos olores, ruidos molestos, y el impacto ambiental de manera negativa.

Deben dar el servicio, como mínimo, durante seis días a la semana, en el horario de mañana y tarde.