fbpx

¿Qué pasa con las vacunas para menores con comorbilidades y chicos con discapacidad?

Vacunación personas con discapacidad

La última actualización del panel de Monitoreo de la evolución COVID-19 en la Provincia de Buenos Aires dice que en Bahía Blanca se aplicaron un total de 161.059 vacunas, de las cuales solo 26.490 corresponden a la segunda dosis.

Se puede notar en la barra roja que en los últimos 4 días de vacunación, solo 6 personas fueron vacunadas con la 2da dosis. Es muy poco.

De los últimos 13 días, hubo 4 días que NO HUBO vacunados con 2da dosis; 3 días con 1 sola vacunación de 2da dosis y otros 3 días que se vacunaron menos de diez personas con segundas dosis.

La segunda dosis Sputnik V están demoradas y no se estima que llegarán en el corto plazo. Este hecho no se puede negar. Por eso el Gobierno analiza usar AstraZeneca, Sinopharm y CanSino para reemplazarla porque la pandemia de Covid y la llegada de nuevas cepas apremian.

En esa línea, la Ciudad de Buenos Aires encargó un estudio técnico científico para determinar la compatibilidad de esa combinación de Sputnik V y otras. Apenas lo anunció Quirós a la prensa, Vizzotti también anunció públicamente la decisión de hacer un análisis idéntico, pero a nivel nacional.

El DNU que habilitará las vacunas Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson se precipitó cuando el Gobierno tuvo la certeza de que la segunda dosis de Suptnik V se demorará mucho más de la cuenta.

Ayer publicabamos una nota donde el Secretario Privado del Municipio Pablo Romera expresaba que “ya ha pasado 1 año y medio y si uno ve los porcentajes de personas vacunadas con las dos dosis tanto en Bahía Blanca como a nivel nacional no superan el 10%“.

Y la autocrítica no llega. Porque de las vacunas se empezó a hablar en noviembre del 2020 y ya estamos en julio, el séptimo mes del año, y estamos con un porcentaje bajísimo de vacunados con las dos dosis”.

Encima en las últimas horas, tenemos que ver en el Congreso cómo no se le podía dar media sanción en la modificación de la Ley de Vacunas para sacar el término NEGLIGENCIA que es lo que trababa la negociación con Pfizer, única vacuna aprobada para niños y menores de edad con antecedentes y comorbilidades, sentenciaba Romera.

Y acá quería llegar…

¿Qué pasa con los menores de 18 años con discapacidad? ¿Qué pasa con los menores con antecedentes y comorbilidades?

Portal Bahiense consultó a Lucía Pendino, concejal de Juntos por el Cambio, que es referente en este tema y que está en constante comunicación con familias de jóvenes, chicos, niños y adultos con discapacidad quienes se encuentran desesperados ante esta situación de desamparo.

Se trata principalmente de chicos y chicas que concurren a talleres protegidos, centros de día, centros recreativos y centros terapéuticos que desconocen cuándo podrán acceder a la vacuna contra el COVID-19.

Recordemos que Pfizer es la única vacuna aprobada y probada en el mundo para este rango etario. Hablamos de menores de 18 años.

Es de público conocimiento que en el Congreso Nacional Juntos por el Cambio presentó un proyecto para modificar la ley de Vacunas con el objetivo de darle herramientas al Ejecutivo Nacional y Provincial para la compra de vacunas APTAS PARA MENORES DE 18 AÑOS. También es de publico conocimiento que la iniciativa no prosperó.

Unas horas más tarde el presidente Alberto Fernández lo sacó por DNU, siendo muy criticado por el uso político del plan de vacunación.

¿Como podemos darnos el lujo de rechazar por 6 meses una vacuna como Pfizer que es la única aprobada para niños y menores de edad con antecedentes y comorbilidades?

Lucía Pendino presentó en abril un “Proyecto de Resolución solicitando a Región Sanitaria I información en referencia a implementación del plan de vacunación contra el Covid-19

Allí hizo notar su preocupación y la de estas familias afectadas sobre el plan ”Buenos Aires Vacunate” que tiene como objetivo vacunar a toda la población mayor de 18 años, priorizando a los grupos con mayor vulnerabilidad frente al virus.

Dejando indefensos a los menores de 18 años, a los niños con antecedentes y comorbilidades y a niños con discapacidad que poseen mayor riesgo de exposición al COVID-19 porque no siempre pueden observar el distanciamiento físico por la necesidad de asistencia y atención médica, porque no tienen acceso a información accesible y porque el uso prolongado de elementos de protección personal, en ocasiones, no es factible.

Esto se suma al alto índice de letalidad.

El promedio en nuestra ciudad para la población en general no supera el 2% promedio, y según la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis) en su informe de septiembre de 2020 determinó que la tasa de letalidad entre el colectivo de personas con discapacidad es del 7%, aproximadamente -tres veces superior que el registrado por la población en general-.

En dicho proyecto presentado por la concejal se expresa que el 24 de febrero de 2021, el Observatorio de los Derechos de las Personas con Discapacidad del HCD Bahía Blanca, envió una nota dirigida al Director de Región Sanitaria 1 para solicitar que las personas con discapacidad sean prioridad en la vacunación a los fines de garantizar al colectivo de la discapacidad el acceso de pleno derecho a la salud, y al día de la fecha no obtuvo respuesta.

Hoy, luego de 6 meses de incertidumbre y desamparo, se está vacunando. Junto con las embarazadas los mayores de 18 años con discapacidad están siendo vacunados. A un ritmo lento, es verdad, pero finalmente han comenzado a ser vacunados.

Respecto a estos mayores de 18 años con discapacidad, Región Sanitaria I nunca respondió el expediente 227/2021 que se aprobó por mayoría el 1 de junio del 2021. Allí se solicitaba que se informe la cantidad de personas con discapacidad vacunadas con una dosis y con dos dosis. Pero no han recibido ningún tipo de respuestas.

Aún resta saber cuándo comenzarán a vacunar a MENORES DE 18 AÑOS con discapacidad. Las familias están preocupadas y necesitan certidumbre en este contexto pandemia que nos está angustiando a todos.

El tiempo sigue pasando. Estos menores de riesgo podrían haber estado vacunados juntos con otros grupos hace seis meses atrás, pero la política y las ideologías ganaron por sobre el beneficio colectivo.