Presencialidad ¿si o no? ¿Está mal planteada la pregunta?

Clases presenciales Bahía Blanca

Voy a escribir sin pensar, lo que salga. Es una opinión. No es periodismo y por eso no tengo la obligación de ser objetivo. No soy periodista. Es un blog y es mío.

Ayer andando en mi bici por el centro ví que había una manifestación, había bocinazos. Para quienes somos habitué del centro sabemos que siempre las hay. Esta vez no había banderas del PTS o del PO, ni de la CCC, ni de Barrios de Pie, ni de Cooperativas queriendo cobrar el día atrasado.

Tampoco era “el turco Apud” queriendo entrar por la fuerza a la Municipalidad y un funcionario tratando de esconderse abajo de una mesa. No.

Como no podía pasar por el quilombo -puteando por mis adentros- agarré por la plaza Rivadavia a riesgo de que me vuelvan a decir “con la bicicleta por la calle” y yo tenga que responder nuevamente “chupame un huevo“.

Esta vez era gente que se manifestaba desde sus autos en contra del cierre de las escuelas. En realidad, en contra de la virtualidad o presencialidad de las clases, un nuevo tema de la grieta.

Estás a favor de la virtualidad priorizando la salud sos K. Estás en contra de la virtualidad priorizando la educación sos anti K.

¡Ojo! También hay gente que tiene una mirada superadora, que busca algo más. Ese “algo más” es una propuesta/idea para que no se pierda la presencialidad. Te doy un ejemplo. En Twitter, que generalmente es una cloaca, podés encontrar debates sanos.

Vi un debate entre dos periodistas bahienses y un ex candidato a intendente. Vecinalista él. Buscando la manera de encontrar una solución. Sin entrar en esa grieta.

¿A qué quiero llegar con este ejemplo? Ni idea. Pero -por ahora- sigo escribiendo sobre la manifestación que luego vi en Telefé Bahía a las 8 de la noche y dejo de lado ese debate sano en Twitter.

Escuchando ambas posturas me di cuenta que ponen el eje la modalidad de las clases. Si sirven o no sirven. Si le quedan conceptos o no le quedan conceptos

También hacían hincapié en los cuidados y protocolos por parte de los chicos. Los que estaban a favor de la presencialidad argumentaban que los chicos los cumplen. Los están a favor de la virtualidad, dicen que no los cumplen.

De hecho escuché un testimonio de una docente diciendo que hasta “comparten cigarrillos los alumnos”. Con lo caros que están yo no te comparto nada.

El tema es que, a mi humilde entender, no ponen el eje en los chicos. En lo que se pierden los chicos que no asisten a clase.

Escuchando a una eminencia -para mí- como el Doctor López Rosetti hablaba de lo que genera la pérdida de la presencialidad. Que tenemos que tomar noción de las diferencias que puede haber en el aprendizaje directo -a través de un docente- del aprendizaje virtual. Son dos cosas distintas.

Después de escucharlo me tomé el trabajo de buscarlo y volverlo a escuchar porque vale la pena tenerlo presente. No es joda.

El proceso de aprendizaje es un proceso complejo que incluye vías formales y no formales. Las vías no formales o informales son las que tenemos desde que nacemos, el aprendizaje de las relaciones sociales, el proceso de sociabilización, la conducta social. Pero después está el aspecto formal que tiene que ver con la educación de colegio“.

Las vía formales tienen que ver también con la incorporación de conocimientos, habilidades, destrezas, desarrollos de conducta que, obviamente, también se da en el plano no formal. Pero en el plano formal, en el colegio, en la conexión con el maestro tiene características que no son ‘googleables’ “.

En la etapa de aprendizaje, de sociabilización, el contacto interhumano juega un rol importante pero no solamente por la relación de diádica con el maestro, sino la relación diádica con los pares, es decir, con los otros chicos“.

En todo proceso de aprendizaje donde uno aprende también del compañero, lo que hace mal, lo que hace bien, ayudarse, parece irremplazable el contacto humano en términos de proceso de desarrollo de destrezas en proceso de aprendizaje“.

La pantalla de Zoom también contiene lenguaje no verbal porque vos ves al otro, ves sus gestos, su lenguaje espiritual, escuchás sus tonos de voz, los distintos matices, sin embargo no es lo mismo que la presencialidad“.

No es lo mismo cuando mandás un mensaje de Whatsapp sin emoticón que con emoticón. Cualquier mensaje. Le agregás un emoticón y tiene otro contenido. Solamente con un emoticón le ponés carita feliz y ya tiene un contenido porque el cerebro identifica una imagen humana“.

Ahora la distancia entre un emoticón y un maestro que está enfrente es gigante y eso me parece que es esencial desde el punto de vista del aprendizaje“.

En el aprendizaje presencial en un chico aprende conductas, aprende relaciones interpersonales, no aprenden solamente cuando llegó Colón a América. Eso está en Wikipedia“.

Y bueno… ¿a qué quiero llegar citando al Doc? Sigo sin saberlo.

Sólo sé que quiero que se dejen de romper las bolas alimentando la grieta y empiecen a pensar alternativas para que la presencialidad sea la primer opción y la virtualidad la última.

Y acá “linkeo” el debate sano de Twitter de los dos periodistas y el ex candidato a intendente. Yo quiero más debates como esos, alejados de la grieta y pensando en lo importante. Cómo carajo se soluciona este quilombo de la pandemia, cuáles son las prioridades, qué es lo realmente importante y trabajar en base a eso.

Presencialidad ¿si o no? La pregunta debería ser cuáles son las prioridades en este difícil contexto.

Creo que me quedó un buen post eh. Chau.

El Tuit: