¿Por qué el barrio Noroeste se llama así?

Barrio Noroeste

El barrio Noroeste cumplió este año 134 años de existencia. Debo confesar que no sabía mucho del barrio a pesar de que nací y me crié muy cerca de ahí.

Por eso decidí leer un poco de su historia que, como dicen los que saben (como la Dra. Mabel Cernadas y el Dr. José Marcilese), es un barrio con una historia arraigada al trabajo.

Orígenes del barrio Noroeste

Tenemos que ubicarnos en el contexto de una Bahía Blanca de 1887, es decir, una ciudad muy ferroviaria, muy portuaria y que atraía muchos pero muchos inmigrantes europeos que buscaban una mejor vida en esta región.

En este año, Luis D´Abreu (empresario de origen portugués) obtiene la concesión -por parte de Nación- de la explotación de una línea de trenes entre Bahía Blanca y lo que hoy es la provincia de La Pampa.

Esta concesión fue transfiriéndose a diferentes empresas hasta quedar en manos de la firma The Bahía Blanca and North Western Company Limited. Es de esta empresa que nace el nombre del barrio Noroeste (North Western traducido al castellano es “Noroeste”).

¡Ya sabemos el por qué del nombre del barrio! Vamos bien…

Estación Noroeste

La inauguración de la Estación Noroeste vino unos años después, en 1891. Esto porque en los años previos se fueron construyendo estaciones intermedias y se fueron tendiendo nuevas vías de trenes.

La inauguración de la Estación Noroeste fue como un suceso que marcó un antes y un después en el barrio porque comenzaron a llegar más inmigrantes en busca de oportunidades de trabajo que la nueva empresa ferroviaria (The Bahía Blanca and North Western Company Limited) ofrecía.

En esos años el barrio comenzaba a crecer. Tal es así que en 1894 se inauguran la iglesia y el colegio de La Piedad que consolidan el crecimiento del barrio. Ya en 1897 el Mercado Victoria termina su primera etapa.

En 1904 The Bahía Blanca and North Western Company Limited fue comprada por The Bahía Blanca and Pacific Company Limited. En 1924 fue comprada por Ferrocarril del Sud.

¿Por qué es importante esta sucesión de transferencias?

Porque desde que la compró Ferrocarril del Sud el barrió explotó de trabajo y esto se dio así porque en el sector se instalaron talleres que reparaban y mantenían locomotoras y eso dio mucho trabajo en una época eminentemente ferroviaria.

Los vecinos del noroeste eran sinónimo de trabajadores ferroviarios y lo hacían en donde hoy es el Parque Noroeste (entre las calles Rondeau, Juan Molina, Sixto Laspiur y Malvinas)

Tanto crecieron los talleres que el barrio se fue extendiendo al mismo ritmo que crecía la ciudad. Pero había un problema…

El crecimiento del barrio no siempre respondía a una planificación estatal ordenadita, sino que crecía por la demanda constante del mercado, por los intereses de las empresas y con un poco intervención estatal.  

Esto trajo como consecuencia que el Noroeste -y otros barrios que estaban desarrollándose también- se extiendan, se desarrollen y crezcan sin los servicios elementales (agua, luminarias, ectéctera).

Sociedad de Fomento

De este tipo de problemáticas surge la necesidad de las sociedades de fomento que no es más que la asociación de vecinos del barrio que funcionaban como intermediarios entre el resto de los vecinos y el Estado.

Funcionaban como espacios de contención y reclamo. Pero también eran ámbitos de socialización y generación de actividades culturales.

En el Barrio Noroeste la primera sociedad de fomento se conformó en 1934, siendo su presidente inicial el señor Luis Tibiletti. Originariamente funcionó en una antigua casona de la calle Malvinas al 700, luego ocupó diversas propiedades hasta que en 1971 adquirió la propiedad de Líbano y Patricios.

Se vienen los clubes deportivos

En la primera mitad del siglo XX esta voluntad juntarse en beneficio del barrio se extendió también a la actividad deportiva. Así van naciendo muchos clubes de fútbol, básquet, atletismo, bochas y ciclismo, cómo así también a la organización de actividades sociales y culturales.

Entre ellos se puede mencionar a El Danubio, Catamarca, El Cometa, Colón, Velocidad y Resistencia, Sportivo Noroeste, Sixto Laspiur, Deportivo Unión, Gorriti, entre otros.

El crecimiento poblacional hizo imprescindible la apertura de estable -cimiento educativos, inicialmente de carácter primario y con posteriori dad de nivel secundario, que conjuntamente con la escuela de oficios de La Piedad permitieron la formación de los hijos de la familias que atraídas por el trabajo ferroviario se instalaban en el sector.

De esta manera al promediar el siglo XX el Barrio Noroeste ya era uno de los barrios más representativos de la ciudad, con una población consolidada y un desarrollo sostenido a partir de las posibilidades laborales que los Talleres Noroeste brindaban a los vecinos del sector.