Por fin se reglamentó la Ley de Talles

Ley de Talles

Más de 1 año y medio que había sido sancionada, tardó en llegar la reglamentación. La bancaron mucho quienes pideron esta ley. Fueron casi dos décadas de dificultades de personas de todas las edades para encontrar ropa que les quede hasta que llegó esta ley.

Ya está reglamentada. De todas maneras, el hecho de que una ley no se encuentre reglamentada, no es obstáculo para ponerla en práctica y que se cumplan con los derechos que la ley da, es decir, para ejercer esos derechos. Es medio un mito que la ley deba estar reglamentada para que se cumpla.

Lo que sí es que los locales ya no van a poder ponerla de excusa.

La reglamentación de la Ley de Talles recién sucedió este miércoles 9 de junio. Está bien, vino la pandemia y eso hizo que no se pueda hacer el estudio para determinar las medidas. Se entiende.

El presidente Alberto Fernández firmó el Decreto 375/2021 que salió publicado hoy en el Boletín Oficial aprobando la reglamentación de la Ley 27.521 de “Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI)”.

Dentro del SUNITI se encontrarán también incluidos el calzado y los uniformes de trabajo. La normativa aclara que dicho sistema deberá ser implementado para la totalidad de la indumentaria, “salvo aquellas prendas expresamente excluidas”.

En efecto, se excluyó: la indumentaria denominada de alta costura o de diseño de autor; las prendas confeccionadas a medida y, en general, aquellas que han sido realizadas de manera personalizada a pedido de las consumidoras y los consumidores; los accesorios de vestir (tales como: corbatas, bufandas, pañuelos, medias, guantes, sombreros, entre otros) y los implementos destinados a la protección personal en tareas laborales.

En el marco de las restricciones por la pandemia de COVID-19 que trajo aparejado el auge del comercio virtual, se remarcó que la obligación del cumplimiento de la ley “rige también para los comercializadores y las comercializadoras de indumentaria, nacional o importada, de manera presencial, a distancia o por medios electrónicos”.

La relamentación incluyó que “será considerado acto discriminatorio cualquier práctica abusiva, vejatoria o estigmatizante referida al aspecto físico, género, orientación sexual, identidad de género u otra característica de las consumidoras y los consumidores”.

Con respecto al Estudio Antropométrico mediante el cual se establecerán las medidas corporales estandarizadas sobre las que se basará el SUNITI, el Gobierno encomendó al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), su realización dentro del plazo de 240 días, “el cual podrá ser prorrogado por decisión fundada de la autoridad de aplicación”, que en este caso es la Secretaría de Comercio Interior que funciona bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo. Los resultados del estudio serán tomados en cuenta para el inicio del cómputo de los próximos 10 años.

Además la normativa crea un Consejo Técnico Consultivo, cuya función será la de pronunciarse, “sin efecto vinculante”, sobre cuestiones relevantes que le solicite la autoridad de aplicación, en lo referente a la implementación y difusión del Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria.

Dicho consejo estará conformado por representantes de la Secretaría de Comercio Interior, de las cámaras sectoriales vinculadas a la indumentaria; de organizaciones de la sociedad civil vinculadas a la temática; un representante de los profesores y las profesoras regulares de las Universidades Nacionales de la carrera de Diseño de Indumentaria y Diseño Textil; un representante del Ministerio de Salud; del INADI; y del INTI. Todos actuarán con carácter “ad honorem”, se indicó.

¿Cuánto más habrá que esperar para que las prendas tengan las medidas reales de los argentinos? A fines del año pasado, ya se hablaba de que había que esperar un año para tener el estudio terminado, analizar los resultados y elaborar la curva de talles. Ese año ya pasó, en su mayoría en pandemia. Y todo indica que -tras la reglamentación- habrá que esperar, al menos, hasta 2022.