Connect with us

Escritores

“No al Pase Sanitario” – “Sí a mis derechos”

Published

on

Gisela Ramos Pase Sanitario

#NoAlPaseSanitario #SiAMisDerechos

Por estos días escucho y dialogo diariamente con grandes profesionales, no solo de la salud sino también del ámbito legal. Charlas que  me  aportan  inmensamente, dando amplitud a mis pensamientos y decisiones; entendiendo una vez más que el conocimiento nos hace libres!.

Hoy quisiera hablar de mis derechos o mejor dicho de los derechos de todos, y de animarnos a ejercerlos. Animarnos a vivir los derechos, garantías y valores que la constitución plasma.

Siento que quienes deben velar por el cumplimiento de sus normas, NO LO HACEN, queriendo imponer mediante coacción, un pase sanitario; pues bien, HAGAMOS VALER NUESTROS DERECHOS NOSOTROS!

Lo primero que debemos tener en claro, palabras de la abogada consultada, es lo siguiente: “La declaración de emergencia sanitaria no habilita a conducir el país por medio del DECRETO DE NECESIDAD Y URGENCIA, solo el estado de sitio suspende temporalmente las garantías constitucionales”.

Advertisement

También me quedó claro que los agentes de policía, sin distinción alguna, de rango o escalafón, deben actuar conforme a las normas constitucionales legales y reglamentarias; adecuando su accionar estrictamente al principio de razonabilidad y evitando todo tipo de actuación abusiva, arbitraria o discriminatoria. Algo que también se aplica a las AUTORIDADES ESCOLARES, que acatando protocolos recortan la libertad de los estudiantes, pasando por alto el principio rector del derecho que es el interés superior del niño (niño hasta los 18 años).

Es probable que muchos padres no sepan de la existencia de tales derechos, tampoco yo lo sabía. De todas formas, hay padres que callan porque el sistema les dice que deben obedecer, otros porque están de acuerdo y otros por mantener la armonía, algo que desde el comienzo de esta pandemia no reina en ningún espacio.

Muchos padres, también sin saber ( lo cual es razonable ya que tampoco son doctores) entregan a sus hijos para ser testeados, hisopados, asfixiados con ridículos barbijos y hasta inoculados en nombre de la falacia de la salúd pública; porque la tan mentada SALUD PÚBLICA, no existe separada de cada individuo, es una construcción jurídica, es la suma de la salud de cada individuo.

Entiendo así que mi salud es tan importante como la de quien me quiere barbijeada, testeada e inoculada y nadie puede obligarme a decidir sobre ella.

Volviendo al inicio donde pongo énfasis en la frase “HAGAMOS VALER NUESTROS DERECHOS”, ya se han comenzado a realizar a diario, escritos simples y cartas documento, efectivizados por abogados que deciden apoyar nuestras acciones. Con estos elementos en mano, nos defendemos de diferentes situaciones vividas en el trabajo, escuelas o en cualquier lugar que infrinjan las leyes.

Advertisement

¿Y saben que me pasa?. Me enoja mucho, me enfurece tener que estar alerta, incomoda pero siento que debo actuar, debemos actuar, movernos y explicar que NO, SIGNIFICA NO.

Quizás el camino sea sentirnos fuertes desde lo legal porque la CONSTITUCIÓN NACIONAL ampara todos tus derechos y el estado debe garantizarlos o DEBERÍA hacerlo.

Tal vez el camino sea no quedarnos quietos, inmóviles, mirando nuestro ombligo.

Entonces les pregunto: ¿Vamos a seguir aceptando protocolos que no tienen el más mínimo sustento?. Voy a darles un ejemplo: Vemos a diario personas, con tapabocas, sucios, de tela, debajo de la naríz, estirados, manoseados… los mismos que en restaurantes podés quitarte y charlar con amigos, familia o colegas, pero en el cole nuestros hijos deben sostener los tan exigidos barbijos o tapabocas durante las 4 o más horas de clases. Se les exige de una manera ilógica, como si allí hubiese peligro y en el resto de los espacios no.

Existen recomendaciones, pero no son leyes y nadie puede obligarte a cumplirlas sino los invito a leer el artículo 31 de la Constitución Nacional donde se ven plasmadas las jerarquías de leyes, tratados de derechos humanos, el principio Pro Homine entre otros.

Advertisement

La Constitución Argentina, es la ley suprema de la nación argentina sobre la que no puede pesar ningún DNU, resolución ni protocolo.

Siguiendo con lo transmitido por la abogada consultada, y refiriéndome a lo que pretenden hacerte cumplir, me detengo en el artículo 36 que nos dice: “Esta constitución mantendrá su imperio aún cuando su observancia se interrumpiera por actos de fuerza contra el orden constitucional y el sistema democrático”. Este mismo artículo nos reconoce a todos los ciudadanos el derecho a la RESISTENCIA frente a actos criminales, la DESOBEDIENCIA CIVIL LEGÍTIMA.

Tenemos derecho a decidir qué hacer con nuestro cuerpo, y yo no quiero un proyecto de vacuna que es experimental, algo expresado por ellos mismos en el DNU 125 del 2021. ¿Vos lo sabías?

No estamos obligados a ser parte de un ensayo clínico pero si lo desean, deben ser debidamente informados y conforme a su voluntad, libre de vicio, violencia, dolo o error. Que no te coaccionen con no poder viajar, trabajar o estudiar.

Tenemos tantos DERECHOS, solo hay que hacerlos valer, ejercerlos, ser soberanos de nuestra vida y de las decisiones que tomamos. Y les pido por favor que no arremetan con el cuentito de que mi decisión influye al resto porque diferentes científicos, médicos, epidemiólogos y otros demuestran que se equivocan. Y si consideran lo contrario LOS INVITO a realizar un debate científico para que también de esta manera nos enseñen a todos los ciudadanos la realidad.

Advertisement

Para que nos expliquen por qué tanto vacunatorio improvisado, sin asepsia, ¿porque no hay debate médico?, ¿porque prohibieron las autopsias?, ¿porque no hay prospectos en idioma castellano?, ¿porque no explican los riesgos de esta inyección experimental?.

Solo espero que quienes estan a cargo de hacer cumplir y respetar nuestros DERECHOS, tomen acciones frente a este atropello a la dignidad humana y entiendan que el estado dejó de ser garante de los mismos..

 Asimismo anhelo  profundamente que aquellos que elegimos para representarnos, defiendan estos DERECHOS que los abarca a ellos también. 

Para ir terminando les dejo por aquí el art. 19 qué nos dice que ningún habitante de la nación argentina será obligado a hacer lo que no manda la ley.

Finalizo recomendandote que leas, que te informes, que preguntes, que trates de usar el sentido común y si no lo querés hacer, respeto tus formas y decisiones pero no me quites mi derecho a elegir.

Advertisement

PD: Gracias Portal Bahiense por la libertad que me  brindas para  decidir que desarrollar en cada nuevo artículo, sin restricción alguna.

Advertisement

Escritores

Desconectar para conectar

Published

on

Gisela Ramos

Últimamente me cuestiono, me hago varias preguntas y el buscar respuestas me lleva a mirar hacia adentro y también hacia afuera, convirtiendo el camino por la vida en el más aleccionador que conozco. Y hablando de lecciones, este finde, mientras armaba un flyer de venta para mis redes (algo muy efectivo) también y todo con mi celu, charlaba con no menos de 5 personas, algunos de ellas eran amigos con quienes no nos vemos desde hace meses… y aquí comenzaron mis cuestionamientos internos.


¿Cómo nos comunicamos hoy?. ¿Realmente aprendimos a comunicarnos o solo lo hacemos y ya?

¿Será que evolucionamos en tecnología pero involucionamos en relaciones, en humanidad?. ¿La nueva era de la comunicación es positiva?

Pensando en mi adolescencia me pregunto si no era más real antes, cuando nos relacionábamos face to face. Esas épocas donde para coordinar algo lo hacías en la escuela o a la salida de un boliche, o luego de un cumple, cena. Finalizaba el encuentro y ya armabas el próximo.

O tan solo ibas, tocabas el timbre y mate de por medio se daba el encuentro que hoy se posterga por días, meses y hasta años. Considero positivo el tener más herramientas para la comunicación pero en cuanto a relaciones humanas creo que nos alejó.

Advertisement

Las herramientas de comunicación nuevas son útiles y bien utilizadas son excelentemente positivas porque contribuyen a hacer lo local, global y lo global, local. Acercan y dan visibilidad a lo que antes permanecía lejano. Por ejemplo, una videoconferencia puede acercar a personas de diferentes lugares del mundo y darles la opción de verse las caras. Las redes sociales son vías válidas para encontrar a personas que hace tiempo que no vemos y volver a estar en contacto.

Comercialmente hablando, cerrás negocios sin ver la cara de quien te paga que además lo hace por transferencia bancaria y le envias tu factura por correo. Algo muy práctico y eso es indudable pero el vernos, o detectar en el lenguaje verbal, o el mirarnos a los ojos, se está perdiendo…

Por otro lado, nos sucede que podemos hablar a diario con amigos, por whatsapp pero nos alejamos de los abrazos, de hacernos un lugar para el otro, para compartir y la tremenda energía que se da alrededor.
Solemos terminar de cenar y tomar automáticamente nuestros móviles, dejando de lado las charlas a estómago lleno que eran las más relajadas y jugosas.
Cero contacto y creo que si a eso le sumamos la pandemia, nos hemos convertido en seres introvertidos, incapaces de poder generar nuevos encuentros o amistades o cualquier tipo de relación.

Vivimos conectados a un celular, esperando una respuesta que pretendemos sea inmediata y nos desconectamos de LO REAL, lo palpable a cada instante.

¿Acaso es lo mismo perder tiempo mandando mensajes que encontrarse en un punto y utilizar ese tiempo hablando?

Advertisement

El mirarnos a las caras y poder establecer un contacto real con el otro nos hace crecer, nos nutre y nos enriquece. Una sonrisa, un abrazo, un gesto facial de complicidad…El temblor en tu cuerpo o la energía maravillosa que te atraviesa, cuando ves a alguien que te gusta; ese frente a frente que se convierte en el instante más extraordinario de tu vida o no, pero es, podés sentirlo y no se reemplaza por nada!.

Dejemos de sostener relaciones o postergar las mismas por la comodidad de los whatsapps, o redes sociales. Comencemos a movernos, a tocar timbres, abracemos a quienes amamos antes que un mensaje, dediquemos tiempo a relacionarnos como seres humanos y no como máquinas de respuestas automáticas.
Por eso, si sos de las personas que permanece atada a un móvil, a la tablet o a la compu, demasiadas horas, probá a salir a la calle y a dejar el “whatsapp” un poco de lado. Así, vas a dar lugar a que se produzcan más encuentros entre personas de tu entorno. Una buena conversación no tiene sustituto.

Quizá deberíamos desconectarnos para volver a conectar con nosotros, con la vida, lo cotidiano y con cada paso que damos a diario.
Te invito a salir de esa pantalla y mirar a tus hijos a los ojos, divertirte con ellos. Caminá hacia la casa de tus viejos y dejá el celu en la mochila, mirá hacia arriba , liberate un rato de ese aparato que no te deja conectar con lo verdaderamente importante…

Parate, movete de ese lugar, que comience la ACCIÓN.. y te lo digo a vos también, que solo sabés reaccionar a historias!

Advertisement
Seguir leyendo

Bahía Blanca

¿Y si no tenemos nada?

Published

on

Leonardo Valente - Livepanel
Por Leo Valente

La escena se repite hace muchos años: Un grupo de dirigentes del espacio político, empresarial, universitaria o sindical, entre otras y según el caso, reunidos con motivo de repetir el sinnúmero de oportunidades que convergen en nuestra ciudad y configuran un inevitable camino de desarrollo hacia un éxito que disfrutarán generaciones actuales y futuras: Casi siempre configurando un nuevo proyecto, una nueva comisión, con representantes de mayor o menor fuste en función de la convocatoria y las promesas de algún tipo de beneficio para cada participante. Rara vez algún representante de la zona y eventualmente algún invitado protocolar de los que nunca faltan.

Sin embargo, los años pasan y los resultados no aparecen, la ciudad bendecida por las condiciones del sitio, con una posición estratégica en la geografía nacional, y cuna de profesionales exitosos no puede alcanzar un destino que la haga más relevante en el contexto económico de su país, ni siquiera promover el crecimiento demográfico propio de las ciudades prósperas. Sólo consigue esperar que las decisiones de un gobierno nacional o provincial, una corporación internacional o eventualmente algún descubrimiento bajo la tierra promuevan un renovado sendero de desarrollo, casi por arte de magia.

Y en este punto en particular, la carencia más grande de la ciudad que lo tiene todo, es la ausencia de liderazgos. Y no me refiero al político en particular, sino las distintas figuras que pueden asumir ese rol según el caso. Podría ser un intendente o un legislador, pero también un rector, un dirigente de la gremial empresaria, un secretario general, o por qué no un grupo de personas con las agallas necesarias, y la contundencia suficiente para poder pensar el futuro de la región y dejar de lado las loas estériles a una ciudad que lo tiene todo y por lo tanto merece ser grande, para indicarle a la comunidad un camino concreto a seguir, una serie de actividades basadas en estos recursos que permitan su aprovechamiento en condiciones competitivas, donde las elecciones de los vecinos, los trabajadores y los empresarios puedan estar basadas en cuál es el rumbo estratégico elegido por su comunidad y acoplarse a ese destino, o elegir otras sabiendo que no tendrán el mismo apoyo o contención.

La propensión a atender el proyecto o la quinta propia no se soluciona creando otra comisión o una reunión de fuerzas vivas, se logra con generosidad en tener una mirada más amplia, renovada y proactiva. Desde ya que se trata de una actividad que no se puede delegar en mandos medios: requiere el compromiso de los referentes de cada espacio, para algunos será apoyar actividades que se desconocen o que no pueden prometer un rédito inmediato, para otro será bajarse de una actitud soberbia que nos pone una y otra vez en el centro del universo, cuando objetivamente estamos mucho más cerca del fin del mundo, un defecto del pensamiento argentino en general, pero que se amplifica de manera preocupante en nuestro sudoeste bonaerense.

Mi tesis es concreta: Si no tenemos liderazgos, si no nos planteamos decidir alguna vez qué queremos como ciudad, podemos seguir insistiendo que tenemos todo, pero en verdad no tenemos nada.  O tenemos cubanitos, ponele.

Advertisement

Leonardo Valente:
CTO – Cofounder Livepanel
Twitter: @leonardovalente

Seguir leyendo

Escritores

Esta soy YO…

Published

on

Gisela Ramos

Hace unos días le pregunté al equipo de Portal Bahiense si podía, además de escribir algo, subir una foto jugada, a lo que respondió: “ SOS LIBRE” .
A sabiendas de lo que pienso de la tan amada LIBERTAD, comencé mi columna de hoy.

Surgieron un par de preguntas antes y las dejo por aquí, quizás te resuenan: ¿Esta de moda fotografiar?, ¿ya no se opina del cuerpo ajeno?, ¿Está mal mostrarlo?, ¿Cuál es límite?

Muchas preguntas para una respuesta y es que me gusta fotografiarme. No importa cual es mi forma física, solo me gusta y me privé de hacerlo mil veces por el “QUÉ DIRAN”.

A veces nos detenemos demasiado a pensar de qué modo podría afectar a los demás una publicación… cuidando la forma en que se ve, evaluando que decir sin conectar con lo que realmente QUEREMOS.

Debo decir que es algo que ME PASABA, ya no, hoy me siento libre de decidir qué hago con mi cuerpo y si lo exhibo o no. Estoy conforme con él, con este momento de mi vida y si bien encuentro límites en las publicaciones trato de ser yo y mis decisiones, nunca el resto…

Porque no importa si se usa más o menos, importa que es mi cuerpo y es mi decisión… es mi templo, el que me acompaña desde hace 49 años.

Advertisement

Entonces cómo no valorarlo, cuidarlo, mimarlo y sí, también hacer alarde de él, como cuando lo hago con mi hija, o con un viaje o cuando siento las ganas de decir algo, o de hacer catarsis en las redes.

Mi cuerpo es mi templo, es mi vehículo de vida, es lo que me permite hacer lo que hago y es con él con quien mantengo la mejor relación.

Tenemos que entender que nuestras emociones, nuestro cuerpo y nuestra mente están relacionadas formando parte de un todo… y tratar de ser coherentes con ese TODO es primordial. ¡Ojo, no siempre se logra!.

Solo puedo decirte que en este camino hacia lograr COHERENCIA, no permito que nadie calle mi voz, mis ideas y decido sobre mi, en su totalidad. Acepto el paso del tiempo con lo que eso implica, abrazando cada hermoso cambio físico y mental; hoy puedo realmente festejar mis 49 años de edad.

Le voy dando fin a este escrito y te lo dedico a vos que te cuesta mirarte de frente, que te detenés por la mirada del otro, a vos que dejaste de subir la foto que más te gustaba por miedo a las críticas.

No te ocultes, no te edites, expresate, de la forma que elijas pero accioná, rompe barreras mentales y que nadie te detenga. ¡Animate, sacate esa mochilita de prejuicios y hacé lo que te venga en ganas!.

Advertisement
Seguir leyendo

Servicios





Más vistas