fbpx

Ninguno de los que vas a votar habla de esto

De esto no se habla - Automatización del trabajo

No quiero que pongas el ojo en la mala campaña electoral caracterizada por la falta de ideas y que promociona una grieta cada vez más difícil de superar. Eso ya lo sabemos todos. No es el objetivo hablar mal de los políticos.

En este post que se va a hacer medio largo, quiero que entiendas el contexto actual para empezar a ver el futuro, lo que se viene . Pero para eso, hay que mirar el pasado. Bastante más atrás.

De qué se va a hablar acá: de la automatización del trabajo, de la clase media, la cuarta revolución industrial, internet de las cosas, , sistema educativo.

¿Cómo pensás que va a ser el futuro? ¿Pensás que el mundo está mejorando o está empeorando?

Quienes responden estás preguntas tienen dos posturas:

1- Los que piensan que estamos empeorando: porque estamos yendo a un mundo cada vez más desigual, mayores divisiones entre ricos y pobres, que hay cada vez más gente que queda afuera del sistema (salud pública, educación, etcétera), que hay una gran cantidad de gente pobre y muy pocos ricos

2- Los que piensan que estamos mejorando: hay menos división, no tan radicalizada como los que piensan que estamos empeorando porque se va igualando la brecha.

Para ver quién de los extremos puede llegar a tener razón -o estar más cerca de la razón- hay que mirar para atrás. Muy para atrás.

En 1960, el 60% de la población del mundo vivía en situación de extrema pobreza. Desde ese año la reducción de ese porcentaje a la actualidad se redujo de forma considerable.

De hecho la riqueza mundial no está dividida entre una gran parte de la población pobre y una minoría rica. Esa situación fue hasta los años 60. Ahora la mayoría de la población mundial tiene a agruparse para el centro.

En términos de educación, en los 60 solo tenía educación básica un poco más de la mitad de la humanidad. Hoy la tiene más del 85% de la humanidad. Mejoró. Lo mismo ocurre con salud, con mortalidad infantil, etcétera. Datos facilmente comprobables con solo googlear.

La pregunta es: ¿por qué siempre tenemos la sensación contraria? ¿Por qué siempre pensamos que estamos peor, y que vamos a estar peor?

El estadístico Hans Rosling tiene la respuesta: PESIMISMO SOCIAL.

Cuando no sabemos algo sobre el mundo, nuestro cerebro suele creer que estamos igual que ayer o que estamos peor. Pero como viste, solemos estar mucho mejor de lo que nos imaginamos.

Es más, si retrocedemos vemos lo espectacular de este salto.

Si mirás el gráfico anterior, en 1820 el 94% de la humanidad vivía en extrema pobreza. No te preguntás ¿por qué avanzamos tanto?

Hay muchos factores pero el más sobresaliente: las revoluciones industriales.

Revoluciones industriales

Desde la invención del motor a vapor que el mundo comenzó a cambiar. Después con la electricidad y con ella el teléfono, el telégrafo, la radio, los autos -los primeros fueron eléctricos-

Las revoluciones industriales trajeron cambios increíbles. Primero volaron a los artesanos, es decir, a aquellos que producía ropa, muebles y que se encargaba de absolutamente todo el proceso: diseño, fabricación, vender, etcétera.

Con la revolución industrial, para cada pequeña tarea había trabajadores especializados que hacían el trabajo mucho más rápido con la ayuda de una máquina.

Para entrenar a esta nueva clase de trabajadores apareció el sistema educativo moderno.

Ahora era mucho más fácil producir cosas gracias a las máquinas. Con esto el precio de los productos básicos bajó.

Como los nuevos abonos y medicamentos se producían en grandes cantidades, agricultura y medicina pegaron un salto increíble y comenzamos a vivir mucho más tiempo.

El círculo virtuoso

Las revoluciones industriales también trajeron una idea: el círculo virtuoso.

La producción crecía gracias a los avances tecnológicos y la mano de obra más preparada – subían los sueldos de esos trabajadores – aumentaba el consumo porque había muchos productos y gente con mejores sueldos – las empresas obtenían más beneficios – se buscaba aumentar más la producción y así se completaba -y acrecentaba- el círculo virtuoso contratando más gente, seguían aumentando sueldos y así eternamente.

Gracias a este círculo virtuoso podemos explicar el nacimiento de la CLASE MEDIA. Esa gente que podía comprarse una casa, un autito, una televisión.

La mayoría de la gente aún estamos en el medio.

Pero mirando ese círculo virtuoso, a alguien se le ocurrió la manera de obtener AÚN MÁS BENEFICIOS, sin aumentar los sueldos de los trabajadores: deslocalizando.

Esto es, llevarse la localización de las fábricas a países donde los sueldos eran más bajos. Sí. Suena bastante mal pero también ha ayudado a que pase lo siguiente.

Según la ONU, en 1991, (Employment and economic class in the developing world . Research paper) en los países en desarrollo casi la mitad de la población vivía en pobreza extrema. Apenas había un 5% de clase media.

En los últimos años la clase media ha triplicado su tamaño. Tal es así que el mayor grupo ya no es la pobreza extrema sino lo que la ONU llama “clase media en desarrollo”, es decir, gente que está cerca de dar el salto a la clase media.

Mientras tanto, en el mundo desarrollado, el empleo perdido por la deslocalización se compensó porque coincidió con el boom de los servicios privados (mercados, tiendas, comunicaciones, turismo, hotelería, bancos, etc.) y públicos (salud, transporte público, etc.) que contrataron a toda esa gente.

Resumiendo… el mundo va a mejor, teniendo en cuenta toda esta línea de tiempo.

¿Clase media para todos? Si no podés ver esto es por el pesimismo social. Bueno… más o menos… porque ese círculo virtuoso funcionó muy bien durante la segunda revolución industrial.

Y no estamos ni en la tercera revolución industrial (aparición de las computadoras). Estamos en la cuarta revolución industrial.

Recordemos.

Las 3 primeras revoluciones industriales crearon mucho TRABAJO ESPECIALIZADO (una persona fabricaba las patas de una mesa, otra la parte de arriba, otra lustraba, otra barnizaba, etcetera) por tirar un ejemplo.

Era un trabajo ESPECIALIZADO y REPETITIVO que se realizaba con ayuda de las máquinas.

Pero ahora, en la cuarta revolución industrial, existe algo que es muy superior para hacer trabajo especializado y repetitivo que ya no necesitan al hombre para esos trabajos especializados y repetitivos: las computadoras.

Hacé memoria cómo eran las fábricas de antes y cómo son las de ahora. Cada vez estamos generando más y más información cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo porque tenés un celular.

Gracias a él se puede saber dónde estás, qué compraste, qué leíste, con quién hablaste. También los electrodomésticos, los autos o los robots de las propias fábricas, envían datos a las compañías sobre su estado, cuánto se usan, cómo se usan.

Esto se llama INTERNET DE LAS COSAS. ¿Te suena?

Hasta ahora, para procesar tooooodos esos datos hay Departamentos de Contabilidad, de Administración, de Marketing, Mantenimiento, y con ellos millones de personas haciendo trabajo especializado, repetitivo y de manejo de datos.

Hoy hay algo que le fascina ese trabajo especializado, repetitivo y de manejo de datos: la computadora que, además, OBEDECE CIEGAMENTE y NO COBRA NI UN PESO por todo ese trabajo. Tampoco descansa.

¿Cuánto trabajo especializado y repetitivo hay en nuestra sociedad?

Un estudio de la Universidad de Oxford dice que en USA un 47% del empleo es especializado y repetitivo. Es decir, que casi la mitad del empleo podría ser realizado por computadoras. A esto se le llama AUTOMATIZACIÓN DEL TRABAJO.

Automatización del trabajo

Ahora, la mayoría de esos empleos repetitivos y especializados se paga con sueldos medios. Al ir desapareciendo el empleo repetitivo y especializado, esta desapareciendo la clase media principalmente.

También van a ir por los empleos de clase alta.

Imaginate que en medicina ya hay ciertas especialidades en las que se dedican mucho tiempo a comparar grandes cantidades de información de muchos pacientes.

REPETICIÓN, ESPECIALIZACIÓN Y MANEJO DE DATOS ¿Ya te imaginás a quién le encanta ese trabajo? Sí, a las computadoras.

¿Las computadoras, los robots, los algoritmos, la inteligencia artificial o como los quieras llamar se van a ir quedando con esos trabajos?

No. No es así.

Como te acordarás ya en la primera revolución industrial las máquinas hicieron desaparecer a los artesanos, pero crearon cientos nuevos de trabajos para manejar esas máquinas.

Hay estudios que dicen que la automatización destruirá 75 millones de empleos. La última gran crisis del 2008 destruyó unos 30 millones. Pero también es cierto que la automatización, según el estudio, creará 133 millones de empleos.

En las fábricas desaparecen esos trabajos rutinarios, pero necesitará gente que supervise, programe o diseñe los robots. En el resto de las empresas que no son fábricas, pasa lo mismo. Un software puede terminar con miles de puestos de trabajo, Directores, RRHH, Calidad, Legales, etcétera.

Pero se necesitará gente para supervisar los programas y algoritmos y tomar mejores decisiones (jefes tecnológico, expertos en Big Data, expertos en IA, etcétera)

O sea, se crean nuevos puestos de trabajo y MUY BIEN PAGADOS. El problema es que necesitan de un nivel de estudios también alto que no todos pueden acceder.

Pero no todos los trabajos que se generan se necesite alguien que supervise.

En el otro extremo se están creando otro tipo de trabajos que las computadoras aún no pueden hacer y al que pueden acceder casi todos. Pero son trabajos mal pagos y temporales.

Pensemos en los deliverys de Pedidos Ya, o Glovo o lo que fuese o las dignas changas. Esto es el precariado, según Guy Standing.

Entonces, la AUTOMATIZACIÓN está creando un mundo que tiene sobre todo trabajos de salarios altos y de salarios bajos.

La clase media va a ir desapareciendo. De ellos muy pocos pueden darse el lujo de estudiar lo necesario para acceder a los trabajos de pago alto. El resto irá a por trabajos de pago bajo.

Esto se llama polarización, dividiéndose la sociedad en dos polos opuestos.

Son reiterados los estudios que demuestran que los únicos trabajos que crecen son los que tienen salarios bajos. Mientras muchos de clase media están amenazados. Ocurre en Europa, pasa en USA, pasa en Latinoamérica.

Y la razón es que la mayoría de puestos de trabajos especializados y repetitivos -muchos de ellos especializados en manejar datos- que están desapareciendo a causa de la automatización ESTÁN EN LA CLASE MEDIA.

Estamos corriendo el riesgo de volver a una sociedad más dividida: ricos y pobres. Como la de antes de la revolución industrial.

¿Te acordás el círculo virtuoso?

La clase media no sólo es útil para el consumo y que eso haga que se produzca más. También sirve para pagar la mayoría de los impuestos que es la entrada de dinero del Estado para brindar salud pública, educación pública, jubilaciones y pensiones, seguros de desempleo, asignaciones y un etcétera.

Destruyendo la clase media, estamos dinamitando la sociedad. Pero hay buenas noticias. NO TE ASUSTES. Pero aún tengo que seguir con malas noticias. Je.

El sistema educativo

Si algún joven que todavía no trabaja, estás estudiando en el secundario o en la Uni y estás leyendo esto:

Nuestro actual sistema educativo, el de Baradel, el de los gremios, el de los docentes adoctrinadores, es un sistema que se basa fundamentalmente en aprender datos de memoria, en realizar ejercicios repetitivos, en especializarte en una cosa y cumplir órdenes.

Baradel SUTEBA

Sabés quién era el que era muy genial para ese trabajo no? Sí, las computadoras.

No es exageración.

En el 2017 en un examen de ingreso a la MEJOR universidad de Japón, un robot obtuvo mejor nota que el 80% de los estudiantes. Sí, en Japón.

El sistema educativo está preparando a los chicos para trabajos que están a punto de desaparecer.

El problema no es la tecnología. NO HAY QUE CONFUNDIRSE. El problema somos nosotros porque durante siglos nos hemos estado preparando para ser una especie de inteligencia artificial.

O sea, estamos tratando de competir con las computadoras para trabajos que hacen de manera sobresaliente y… recordemos… sin cobrar sueldos ni descansos.

¿La cuarta revolución industrial nos lleva al desastre?

No saques conclusiones todavía!

Si querés saber el resto, léete este otro artículo porque este se hizo demasiado largo.

Ninguno de los que vas a votar habla de esto [parte II] |