Connect with us

Bahiensidades

Historia del Parque Independencia

Published

on

Historia del Parque Independencia de Bahía Blanca

Con la noticia de que comenzarán las obras de puesta en valor y refuncionalización de este espacio público, me pareció adecuado escribir un poco sobre la historia del Parque Independencia.

Reconozco que me agarró de grande el interés por la historia de Bahía Blanca. Pero, como dicen las abuelas, “nunca es tarde para aprender”.

Historia del Parque Independencia

Este parque, que nació como parque, es uno de los más importantes de nuestra ciudad. Es un espacio público cuyo origen data de la misma época -años más, años menos- de la fundación del otro espacio público tradicional de Bahía Blanca: el Parque de Mayo.

Más arriba mencioné que “nació como parque” para diferenciarlo de la idea inicial por el cual surgió el parque de Mayo.

¿Por qué hago esta diferenciación?

Advertisement

Porque desde su inicio, el espacio ubicado sobre Avenida Alem, fue ideado como un barrio. Por eso podemos ver que existen calles que atraviesan el parque.

Afortunadamente fracasó esa empresa de que sea un barrio. ¿Te imaginás hoy qué haríamos si no pudiesemos disfrutar del parque de Mayo?

En cambio, el Parque Independencia nació desde el primer momento como un parque. Su diseño es propio de un parque. No tuvo adaptaciones como el parque de Mayo.

¿Cuál es el verdadero nombre del Parque Independencia?

El nombre que figura por Ordenanza es “Parque de la Independencia” y tiene una razón de ser: querían inaugurarlo en 1916 en conmemoración de los 100 años de la declaración de nuestra independencia.

Ya por 1911 este parque ya estaba diseñado, estaba ideado, estaba pensado. Un año después de la inauguración del parque de Mayo (1910).

Advertisement

¿A quién se le ocurrió la idea de crear un parque alejado de la ciudad?

Tenemos que agradecerle al destacado militar y político Pablo Ricchieri que vivió en Bahía Blanca entre 1905 y 1907.

Pablo Ricchieri era un hombre que tenía mucho peso político y durante su estadía en nuestra ciudad se notó ese peso porque además del Parque Independencia fundó el Tiro Federal.

Típico militar de aquellos tiempos, era de la idea que los jóvenes y la comunidad en general tenían que conocer el manejo de las armas por si había que salir a defender la patria. Hoy esta idea nos puede parecer rara, pero en aquellas épocas era normal.

General Pablo Ricchieri Bahía Blanca
General Pablo Ricchieri

Dentro de esa enorme manzana donde se estableció el Tiro Federal, Ricchieri dijo: “acá tiene que haber un parque público para que la gente pueda realizar actividades físicas y de recreación”.

Y así fue que nació nuestro emblemático Parque Independencia. Un parque que por mucho tiempo estuvo abandonado y que fue protagonista de muchas promesas de puestas en valor.

Hoy finalmente se comenzará a saldar esa deuda con los bahienses y especialmente con aquellos que los fines de semana acuden en gran número.

Advertisement

¿Y del zoológico? ¡En el próximo artículo!

Advertisement

Bahiensidades

¿Quién fue el primer intendente de Bahía Blanca?

Published

on

Primer intendente de Bahía Blanca

Con la creación de la Ley Orgánica de Municipalidades, Bahía Blanca tiene la oportunidad de elegir a su jefe comunal.

Así lo dictaba el artículo 1 de dicha ley: “La Administración local de los Partidos que forman la Provincia estará a cargo de una Municipalidad compuesta de un Departamento Ejecutivo, desempeñado por un ciudadano con el título de Intendente, y un Departamento Deliberativo, desempeñado por ciudadanos con el título de Concejal.”

Si todavía no existía la figura de intendente como la conocemos hoy, ¿quién o quiénes manejaban o administraban la ciudad? Un grupo de vecinos, una especie de junta de vecinos.

Con la creación de esta ley, 4.000 bahienses iban a poder elegir quién sería el primer intendente de Bahía Blanca.

Sistema de votación bastante particular

Eran otras épocas. Estamos hablando de 1886 donde solo votaban los hombres, a quienes se les requería realizar un trámite previo de inscripción. Los extranjeros que sabían leer y escribir, también podían votar. Para esto debían tener al menos 1 año de residencia en Bahía Blanca o pagar más de $ 50 de patentes.

Advertisement

No existía el “cuarto oscuro”.

Retiraban una boleta de cada comité partidario y en la parte de atrás introducían sus datos personales. Tachaban a quien/es no iban a votar. La votación se hacía en una iglesia y podían votar de 9 a 16 horas.

La elección era indirecta, es decir, elegían a las 5 personas que iban formar el primer Concejo Deliberante. De esos 5 integrantes se elegía al intendente municipal.

Resultaron ediles Juan Molina, Luis Caronti y Teófilo Bordeu, José Caballeiro y Juan Henestrosa.

Teófilo Vicente Bordeu, primer intendente de Bahía Blanca

En junio de 1886, a sus 29 años de edad, asume su cargo Teófilo Vicente Bordeu como primer intendente de Bahía Blanca. Bordeu no era bahiense. Era de Chascomús, pero tenía tierras y negocios en Bahía Blanca.

Advertisement

Duró solo 6 meses en el cargo porque en diciembre había que reemplazar a dos concejales. Se hizo el sorteo y le tocó a Bordeu salir. Por lo que dejó su cargo y fue reemplazado por Luis Caronti.

Una particularidad de Teófilo Bordeu

Los hijos mayores del ex presidente Mauricio Macri son tataranietos de Teófilo Bordeu. Se trata de Agustina, Gimena y Francisco, los hijos de Macri que fueron fruto de su primer matrimonio con Ivonne Bordeu (hija de Juan Manuel Bordeu, famoso corredor de Turismo Carretera, cuyo abuelo fue Teófilo Bordeu).

Luis Caronti, el primer intendente bahiense

Si pasás por la plaza Rivadavia, vas a ver el monumento de Luis Caronti frente a la Municipalidad. Uno de los mejores vecinos que tuvo la ciudad. Caronti merece una publicación aparte. Un verdadero amante de Bahía Blanca.

*Información que fue debidamente robada a Mario Minervino, el que más conoce de la historia de Bahía Blanca. El único e irrepetible.

Advertisement
Seguir leyendo

Bahiensidades

Historia del Monumento a Rivadavia

Published

on

Historia del Monumento a Rivadavia

El monumento a Bernardino Rivadavia es el más importante que tiene la ciudad. Lo veo cada vez que paso por el centro de Bahía Blanca.

De más chico nos sentábamos ahí cuando nos rateábamos en el colegio y descansar -de no hacer nada- en el monumento que en está en la plaza con su mismo nombre.

Rivadavia en nuestra ciudad tiene un monumento, una plaza y una biblioteca, entre otras cosas, que llevan su nombre.

Esto puede llevarte a preguntarte si fue tan importante para la ciudad para semejantes homenajes.

La respuesta es sí.

Advertisement

Bernardino Rivadavia fue el primer presidente de los argentinos, eso lo sabemos bien. O, al menos, deberíamos saberlo 😅

Fue la primera persona que tuvo la idea de construir un fuerte en este lugar que hoy es nuestra ciudad. Es decir, nos puso en el mapa. Esto fue entre 1823/1824. Nuestra ciudad se fundó en 1828.

Rivadavia entendió la importancia estratégica de poner un fuerte en estas ubicaciones . Para eso, armó una expedición fundadora que fracasó. No tuvo éxito. Quedó a mitad de camino.

Más allá de esto, los bahienses siempre reconocimos a Bernardino Rivadavia como aquel que siempre vió que estas latitudes eran muy importantes para el crecimiento y los interes nacionales de aquellas épocas.

Monumento a Bernardino Rivadavia

Se tardó 40 años en concretarlo. Sí. Leíste bien. 4 décadas.

Advertisement

En 1908 se realizó el primer concurso público para construir el monumento. Muchas ofertas de todo el país, muchos participantes pero se declaró desierto porque el jurado dijo que ninguno merecía ganar. Ninguna de las propuestas les había gustado.

Incluso la súper reconocida arquitecta Lola Mora (Dolores Candelaria Mora Vega de Hernández) se vino en tren desde Buenos Aires para pedirle al intendente que hagan una segunda ronda. No tuve suerte.

A Lola Mora los bahienses la reconocemos por la fuente que lleva su nombre en la Universidad Nacional del Sur.

20 años pasaron para un segundo concurso público

Otra vez mucho éxito, muchos participantes pero el jurado fue muy exigente y se declaró el concurso otra vez desierto.

Advertisement

El intendente de aquel entonces, Florentino Ayestarán, agarró al jurado y les dijo -palabras más, palabras menos.: “muchachos media pila, esto tiene que salir. Tiene que haber un ganador”. Incluso se dictó una Ordenanza para que de una vez por todas haya un ganador.

Gracias a esto, finalmente se seleccionaron 3 propuestas a quienes le dieron 45 días para que mejoren las propuestas que presentaron.

Pasaron los 45 días y el jurado fue demasiado sincero con el intendente Florentino Ayestarán porque le comunicaron que las 3 propuestas mejoradas no reunen las condiciones necesarias.

Florentino les respondió: opten por una.

El jurado le hizo caso, dejando claro que no estaban muy de acuerdo y que lo hacían porque la Ordenanza así lo establecía, y eligieron la propuesta de Luis Rovatti en 1929.

Advertisement

¿Quién es Luis Rovatti?

Breve biografía del autor del monumento de Bernardino Rivadavia.

Nació en Buenos Aires el 21 de junio de 1895 y falleció en la misma ciudad en 1986. Alumno de la Asociación Estímulo de Bellas Artes, viajó a Italia y estudió con Giovanni Scanzi. Regresó a la Argentina en 1913. Profesor de Dibujo egresado de la Academia Nacional de Bellas Artes en 1915 y discípulo de Lucio Correa Morales. Ganó el Premio Roma, beca que no pudo utilizar por el estallido de la Guerra Mundial. Ejerció la docencia. Concurrió al Salón Nacional desde 1915. Obtuvo el Primer Premio en el Salón Nacional en 1923, el Gran Premio en 1946 y el Primer Premio en el Salón Municipal de 1924.

Obras de su autoría: el Monumento a Rivadavia en Bahía Blanca, al General Paz en la Recoleta y el de Hipócrates en la Facultad de Medicina de Buenos Aires y Lux en Bahía Blanca. ”.

Siguiendo con el relato de la construcción del monumento, fueron sucediéndose diferentes inconvenientes que dilataron aún más los trabajos como por ejemplo que Nación no enviaba los fondos, o se atrasaban mucho, entre otras cosas.

Recién en el año 1946 Rovatti terminó de cobrar sus honorarios. En ese año comenzó a mandar las partes por tren mientras en la plaza se iba construyendo la estructura de hormigón.

El 19 julio de 1946 recién se inaugura el monumento a Bernardino Rivadavia luego de 40 años de propuestas, trámites y frustraciones.

Advertisement

Seguir leyendo

Bahiensidades

¿Por qué todavía no existe la Fiesta Nacional del Cubanito?

Published

on

Fiesta Nacional del Cubanito Bahiense

¿El cubanito es un invento bahiense? No. No lo es. Pero lo adoptamos como propio, lo transformamos y nunca, pero nunca más lo soltamos. Por la cantidad, la calidad y la variedad el cubanito es nuestro por apropiación.

Es parte de nuestra cultura. Es un símbolo de la identidad bahiense que se sigue afirmando.

Ya estamos en la época donde los cubanitos son obligatorios junto con los mates en los espacios verdes de Bahía Blanca.

La historia, más o menos la conocemos…

Empieza con Octavio Fuentes a quien se lo conoce como el primer cubanitero en Bahía Blanca. Si bien no era bahiense, se dedicó más de 60 años a la fabricación y venta ambulante del cubanito bahiense.

Llegó el 12 de marzo de 1953 a la Argentina (Capitán Pastene, una colonia de italianos situada en la Provincia chilena de Malleco, al sur de Santiago) y acá tenemos la fecha en que podría llevarse a cabo la Fiesta Nacional del Cubanito.

Advertisement

Anotá Tomás Marisco Secretario de Movilidad y Espacios Públicos. Vos también Marcos Streitenberger, futuro Secretario de Gobierno a cargo del área de Turismo.

Los inicios la historia  de Octavio y el cubanito bahiense comenzaron con los comentarios de su amigo, Ramón Abadal, sobre los cubanitos y los beneficios económicos de su comercialización, ya que conocía ampliamente del negocio debido a que los vendía anteriormente en las ciudades de Bariloche, Santiago del Estero y durante esa época había instalado una fábrica en Buenos Aires.

Octavio había llegado a la ciudad sin un trabajo estable, necesitaba un empleo para subsistir, es por eso que le resultó interesante esta idea. Ese mismo año se instaló en la ciudad y al poco tiempo inició con el negocio.

Lugar de la Fiesta Mundial del Cubanito

Imaginate el Parque de Mayo, con la reestructuración que tuvo, con lo lindo que está, siendo sede de realización de espectáculos artísticos, culturales, deportivos, muestras de elaboración del producto, relato sobre la historia del origen del cubanito, concursos, premios, elección del Leo Valente de Oro, en honor al economista y emprendedor teconológico reconocido apasionado de los cubanitos.

O en el Parque Independencia que ya casi comienzan las obras.

Advertisement

¿Por qué no podemos tener una Fiesta Nacional del Cubanito?

Si La Falda tiene la Fiesta Nacional del Alfajor, nosotros tranquilamente podríamos impulsar nuestra propia fiesta como referente urbano del sudoeste de la Provincia de Buenos Aires.

Marisco, te lo encargo. Vos te convertís en héroe.

Mapa del Cubanito bahiense de elpancito.ar

Advertisement
Seguir leyendo

Servicios





Más vistas