Gay prometió y cumplió. Pavimento en el barrio Piedrabuena

Pavimento barrio piedrabuena Bahía Blanca

Héctor Gay estuvo por el barrio Piedrabuena supervisando los trabajos de pavimentación que, en campaña, había prometido. No sé muy bien si se hizo con fondos propiamente municipales o fueron fondos gestionados por Gay a la Provincia de Kiciloff.

En este caso, la nota de color es una promesa cumplida y el agradecimiento de los beneficiarios. Quizás la falta de costumbre hace que se reciba con muy buenos ojos lo que debería ser normal. En un país como el nuestro donde cada vez que se hace una promesa en campaña generalmente no se cumple, que en este caso se haya cumplido llama la atención.

Se me viene a la memoria las promesas realizadas por Mauricio Macri o la de Alberto Fernández que prometió, ni bien asuma, aumentar un 20% los haberes jubilatorios. Y ya conocemos el resultado: ese aumento nunca llegó y los haberes jubilatorios están por el piso. Por el subsuelo diría.

Pero en este caso, que una promesa de un político en campaña se cumpla, llama la atención. Considero importante que las palabras -compromiso, promesa- cobren su verdadera fuerza cuando generan una transformación de micro-realidades. Y eso ocurrió en este caso. ¿Cómo es el tema? Te explico…

En las Stories de la cuenta de Instagram de Héctor Gay pudimos ver dos testimonios de vecinos agradecidos por las importantes obras que allí se están ejecutando después de 36 años de espera.

Gladys y Enrique, dos vecinos agradecidos

Gladys es vecina del barrio Comandante Piedrabuena y contó la anécdota de que tuvo una charla con el intendente Gay quien le prometió que en caso de ser reelecto iba a ser prioridad hacer obras de pavimentación en el sector ya que durante su primer mandato era imposible pavimentar esas calles. Y así fue. Cumplió.

Por su parte, Enrique comentó agradecido que hace 36 años esperaba estas obras en su barrio y finalmente llegaron.

Tenemos que tomar dimensión de lo que significan estas obras. Quizás con el habitual mal humor bahiense pasan desapercibidas estas cosas.

Vivir en lugares con calles de tierra significa que, por más que barras 959 veces el piso, vas a tener polvillo. Si llueve te embarrás todo cada vez que salís a trabajar. Y no te cuento si sos alérgico al polvillo y vivís en un barrio con calle de tierra.

Por eso nos alegramosenvidiamos– a estos vecinos que, como Enrique, esperaron 36 años para ver estas obras imprescindibles.

En Bahía Blanca todavía tenemos “la suerte” de no tener que soportar la inauguración con bombos y platillos de UN CARTEL. Si. UN C-A-R-T-E-L, como sucedió en Chaco, Resistencia. Acá en Bahía aún llegan obras importantes que te cambian el día a día. ¿No lo viste en las redes la inauguración de un cartel en Resistencia? Imperdible. ¿Te imaginás si inauguran un cartel acá? Creo que los comemos vivos.

La obra de pavimentación en el barrio Piedrabuena

Con una inversión aproximada de 13 millones de pesos y acompañado por vecinos y vecinas del sector, el intendente contó que las tareas se ejecutan en calle Chile, entre Río Negro y México, y en Honduras, entre Teniente Farías y Paunero.

El proyecto, que presenta actualmente un 60% de avance, pretende brindar una mejor circulación vial, priorizando las arterias por donde circula el transporte público. Tiene un plazo de 150 días y se estima que estará culminado en abril próximo.

Bien por Gay que prometió y cumplió.