Es por ahí rey

Miguel Agüero Bahía Blanca

El otro día leía una entrevista que le hicieron al Director General de la OMS, el hindú este que no me acuerdo su nombre pero que le voy a empezar a llamar Apu Nahasapeemapetilon, dueño del Kwik-E-Mart de Springfield.

Apu decía que usar el COVID-19 como arma política causará más muertes. Que estamos en un momento para concentrarse en la lucha más allá de los partidos y las ideologías, y no para ganar puntos políticos a costa de la tragedia. Estaba haciendo referencia, más que nada, a Estados Unidos y China.

Pero fácilmente lo podemos trasladar a lo local porque acá está pasando. Kirchneristas y anti-kirchneristas están utilizando el COVID-19 para ganar puntos políticos a costa de la pandemia. Tanto a nivel nacional, como provincial y local.

Ayer “el pelado” Rodríguez Larreta publicó un Twitter donde pedía más “medidas consensuadas con el gobierno nacional y provincial“.

Y está muy bien que así sea. Pero hay que entender que más allá de pedirlo por Twitter, donde cada palabra que se escribe está fríamente calculada por un equipo de asesores, hay que mostrar acciones concretas. No es solo decirlo. Sino actuar.

¿Cómo es la cosa en Bahía Blanca? ¿Hay consensos? ¿Hay diálogo?

A nivel local es menos intensa la grieta. Claro que hay grieta y claro que es estimulada por cierto sector liderado por segundas y hasta terceras líneas políticas. Y en un microclima como lo es Twitter. Lo vimos el otro día con el comunicado que sacó Susbielles contra Héctor Gay y lo siguieron sus soldados de terceras líneas. En Twitter.

La buena noticia es que a nivel primeras líneas, la cosa es otra. Y te voy a dar 2 ejemplos concretos.

Héctor Gay declaró, en la conferencia de prensa en la que pasábamos a Fase 3, que agradecía el constante contacto con el Senador Marcelo Feliú que ofició de nexo con el Ministerio de Defensa de Agustín Rossi para que manden profesionales de la salud al Hospital Naval Puerto Belgrano y al Hospital Militar de Bahía Blanca.

Y la verdad que es por ahí rey. A esto se refería Apu de la OMS, dejar de lado ideologías. Nadie puede dudar que la ideología de Gay y de Feliú son diametralmente opuestas. Pero ahí están, trabajando juntos.

¿Por qué hago esta referencia? Porque encontré otro ejemplo de colaboración escuchando radio Continental. Sí, tengo 100 años y escucho Continental.

En el programa Círculo Rojo de Daniel Ciampichini habló Miguel Agüero, Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Bahía Blanca. Agüero que además es miembro del Equipo Nacional de Gestión de Crisis Covid-19. Es decir, está en las discusiones importantes en relación al COVID-19 a nivel nacional.

Allí habló de la relación de diálogo que mantiene con el intendente Héctor Gay. Buscando soluciones que no nos compliquen la existencia a los bahienses.

La verdad es que hay que buscar soluciones. Y esas soluciones se buscan a partir del diálogo, a partir de la experiencia, a partir de implementar acciones que se vean reflejadas en la ciudad.

Miguel Agüero

Tranquilamente Miguel Agüero podría haberse sumado al juego de esas “segundas y terceras líneas” estimuladores de la chicana. Tiene el poder de hacer un paro, porque ya hay muchos trabajadores de diferentes áreas municipales que se están contagiando. Y que se tienen que aislar.

Pero, al igual que Feliú, optó por el camino de sumar. Optó por el camino del diálogo y del consenso. Y eso está muy bien porque ese es el camino. Ser menos egoístas políticamente y más humanos, menos especuladores.

“El ciudadano está cansado de las peleas estériles del gobierno partidario, quiere acciones concretas”.

Agüero que es una persona que mueve mucho en Twitter, la ve desde afuera. En esa red social hay discusiones y palazos para todos y por absolutamente todo. “Hay un ida y vuelta de chicanas políticas en el microclima que es Twitter pero que el resto de los bahienses no se enteran porque quieren soluciones otras cosas como el tema del agua, seguridad“.

Reunión con Héctor Gay

Hoy el dilema y la gran discusión es la circulación. Y cómo hacemos“, se preguntaba. “Y en este hay que destacar que el Ejecutivo es muy permeable a nuestro Comité de Contingencia a la hora de sentarse y trazar un rumbo hacia el futuro y que sea conveniente a todos“.

Agüero, al negociar con el intendente tuvo que tener en cuenta que representa a los trabajadores municipales pero sin olvidarse que hay una ciudad que depende de los servicios públicos del empleado municipal.

Por lo tanto, si el problema es la circulación, han consensuado un sistema de burbujas por el cual el trabajador irá rotando cada determinada cantidad de días (15 días, creo) evitando, de esta manera, no complicar al bahiense y cuidar al trabajador.

Y cerró la entrevista expresando que es importante no perder el foco de la realidad. Estamos en medio de una pandemia, donde tenemos que poner todo, desde el propio ciudadano, desde la política que no tiene que pelearse sino trabajar en conjunto para poder llevar adelante políticas de gestión que sean abarcativas.

Para terminar, porque me cansé de escribir, cierro con una reflexión súper profunda (?

No, no es profunda pero es importante tener memoria. Acordarnos quiénes fueron los que sumaron. Quiénes fueron los que restaron y VOTAR en consecuencia. Porque las chicanas políticas se hacen porque buscan su cargo, buscan “acomodarse”. Siempre fue así. Pero ahora el contexto es otro. Ahora estamos en pandemia, y es necesario que sean menos egoístas y no piensen tanto en el cargo que quieren conseguir.