“Cuidar a quien nos cuida”: el Bloque de Unidad Sindical organizó una charla sobre COVID-19

COVID 19 BAHIA BLANCA

La Doctora Silvia Zárate integrante del Comité de Crisis del Hospital Municipal de forma súper didáctica explicó, en una charla que duró aproximadamente 2 horas, los aspectos más importantes que tenemos que saber del coronavirus. Un virus tan cambiante que siempre tenemos que estar actualizados. En la charla participaron afiliados de diversos gremios importantes de nuestra ciudad.

Uno de los partícipes de la charla fue Miguel Agüero, Secretario General del gremio de municipales y quien ofició de moderador de la charla online, y el Coordinador del Bloque de Unidad Walter González que tuvo unas excelentes palabras de agradecimiento para con los trabajadores de la salud de la ciudad.

¿Cómo estamos hoy en Bahía Blanca?

Miguel Agüero, integrante del equipo COVID-19 a Nivel Nacional brindó detalles sobre cómo estamos hoy en Bahía Blanca y expuso alentadoras palabras para todos los bahienses ya que en Bahía Blanca y en el Hospital Municipal se está por debajo de cualquiera de las estadísticas a nivel Provincial y Nacional.

Esto significa que estamos muy bien y que los protocolos que hicieron el Comité de Emergencia y de Crisis han actuado bien.

Luego Agüero le consultó a la doctora cómo es la circulación en Bahía Blanca y brindó detalles de cómo se ha preparado todo el hospital para enfrentar esta pandemia.

La Doctora relató que comenzaron con las reuniones del comité a fines de febrero.  “Nos hemos reunido de manera ininterrumpida, inclusive feriados. El verdadero desafío del Comité estuvo dado con dos objetivos fundamentales“:

El primero era cuidar a nuestros propios compañeros, porque sabíamos que estamos en el frente de batalla y que íbamos a estar expuestos desde el principio. Es lo que pasaba en el resto del mundo.

El segundo objetivo, por supuesto, era atender a nuestros pacientes, a nuestra gente de Bahía Blanca de la mejor manera posible.

Entonces, el desafío del Comité tuvo que ver primero con sentarnos a pensar el Hospital de una manera que nos permitiera atender al COVID a lo que se venía.

Prepararnos para la famosa ola que sigue siendo todavía un enorme desafío pero, por otro lado, que el hospital pudiera seguir funcionando porque la gente se enferma de otras cosas además del COVID.

Entonces, el hospital se dividió en Covid y NO Covid.

Desde las salas de internación, los lugares de atención, la guardia, consultorios externos, cada uno de los servicios para permitir que los espacios para la terapia de adultos tuviera la mayor cantidad de camas y, en realidad, es así como en el hospital hoy ustedes no pueden caminar porque la restricción de los lugares tiene que ver con cuidar a las personas que trabajan y cuidar a los pacientes que no tienen COVID que no se enfermen.

Los lugares de circulación cambiaron, las salas están divididas. Los pacientes COVID se atienden en un sector y el resto de las demás enfermedades, las demás patologías se atienden en otro.

Todo el desafío estuvo dado en capacitarnos para cuidarnos y cuidar a los otros.

Los infectólogos del hospital, la gente de epidemiología, se pusieron el hombro toda esta situación de una manera extraordinaria”.

Se armaron protocolos en cada uno de los servicios para ver cuál era la mejor manera de equipar y usar estos estos famosos EPP (Equipos de Protección Personal).

El aprender a trabajar como astronautas porque la realidad es que nosotros estamos habituados a usar elementos de protección cuando vamos a hacer maniobras invasivas, cuando vamos a trabajar sobre pacientes o de situaciones complejas.

Pero ahora estamos hablando de atender dentro de un consultorio a vestidos casi de astronautas. Entonces a aprender a trabajar también fue un enorme aprendizaje para todos.

Inclusive mucamos, enfermeras, administrativos y, en realidad, todo el hospital tiene que saber cómo es la mejor manera de cuidarnos y cuidar al paciente que ingresa.

Desde la Dirección del Hospital se planteó que todo el conocimiento que se elaborará se compartiera abiertamente con toda la ciudad y, de hecho, a muchas instituciones privadas nosotros les compartimos nuestros nuestros protocolos porque la idea fue que todos dentro de la ciudad estuviéramos cuidados.

En otros de los aspectos más salientes de la charla transcribimos a continuación algunas preguntas con la correspondiente respuesta que brindó la profesional de la salud.

¿A qué nos estamos enfrentando cuando hablamos del Coronavirus?

Es un virus muy particular que lo vuelve un virus sumamente cambiante. Como para entenderlo fácil si uno hiciera una fotocopia de una foto original, pero después va siendo fotocopia de esas fotocopias, cuando te fijás en la imagen final, realmente es la es la imagen original pero diferente con algunos pequeños cambios. Esto es lo que le pasa al coronavirus. En la medida en que se va multiplicando va perdiendo esas características que, si bien, es el virus original tiene algunas cosas diferentes.

Esos pequeños cambios, va haciendo que la situación del COVID sea inestable y además vuelve todo un desafío encontrar la vacuna.

¿Cuántas clases de Coronavirus humanos hay identificados hasta el momento?

Tenemos siete coronavirus humanos identificados y hay dos en particular previos al que tenemos ahora (SARS-CoV-2). Tuvimos dos anteriores uno en Medio Oriente y el otro también en China con características muy parecidas. Los coronavirus, en general, en las personas nos generan resfríos, algunos cuadros gastrointestinales.

Análisis de COVID-19 y “falsos negativos”

Si yo me hago el análisis de coronavirus demasiado pronto, es probable que me dé negativo. Si yo me lo hago mucho después también me puede dar negativo y sigo siendo un paciente de covid positivo.

Eso tiene que ver con la cantidad de virus que tengo en la vía respiratoria alta, porque cuando nosotros nos enfermamos primero invade la vía respiratoria alta (por eso es que el hisopado se hace en la nariz) y después de un par de días a la vía respiratoria más profunda ( bronquios, a la región del pulmón), entonces la cantidad de virus que voy a tener en la parte alta de la vía respiratoria baja y eso puede justificar que, si pasaron muchos días, la PCR puede darme negativa.

¿Cuánto vive el virus?

Si recuerdan del barco famoso japonés que estuvo varado con tanta cantidad de contagios, en realidad en ese barco tres meses después se estudiaron todos los elementos de adentro del barco y hasta dos meses después se encontraron restos de virus. Pero no significa que uno encuentre restos de virus que ese virus infectante esa es la diferencia. A partir de estudios de laboratorio se vieron que puede hasta tres días en superficies metálicas como el acero inoxidable de las canillas vivir el virus.

En en lo que son las monedas, por ejemplo en el cobre, la sobrevida es menor. En el cartón. En el papel puede puede sobrevivir aproximadamente un día.

Cuando los sometemos al calor entre 60 y 70 grados que es la cocción de los alimentos normales, el virus es inactivo totalmente.

la gente cuando utiliza guantes sobreestima la protección que tiene y deja de lavarse las manos.

En los guantes puede vivir hasta 8 horas. Si ustedes se fijan al principio recomendamos usar guantes y después se dejó de recomendar el uso de guantes. Porque, en realidad, la gente cuando utiliza guantes sobreestima la protección que tiene y deja de lavarse las manos. Si ustedes observan las personas que usan guantes con esos guantes se tocan la cara se acomodan el tapaboca se acomodan el barbijo y en realidad los expone mucho más.

Lo ideal es que si están usando guantes a los guantes también los higienicen. En las barandas del supermercado, en las barandas metales como la manija puede vivir hasta tres días En el teléfono celular, los teclados de computadoras puede vivir hasta tres días.

Entonces el tema de la higiene vuelve a ser un punto sumamente clave. Fíjense a primera vista a veces algunas cosas engañan. Cuando uno las mira con un poquito más de detenimiento en realidad descubre que las cosas son diferentes y eso, por ahí, nos pasa un poquito con el coronavirus.

Mucha de la información que nosotros teníamos al principio no era correcta. Pero no era correcta porque no supiéramos desde la mala intención.

En realidad esto ha ido enseñándonos a todos día a día que muchas de las cosas que creíamos no eran así y algunas cosas que no creíamos que fueran tan importantes, como terminó siendo el lavado de manos, resultó ser clave.

Lo mismo con el uso del tapabocas. Y cuando hablamos de prevención, en general, encabeza la lista el distanciamiento social. Simplemente tenemos que guardar la distancia. Esto no significa que no hay que ver a nadie. Hay que mantener alrededor de entre un metro y medio y dos metros de distancia porque el virus se transmite por las gotitas de saliva.  Con mantener la distancia es suficiente.

Mirá la charla completa