¿Volvemos a la Fase 3?

El ritmo de contagios por coronavirus en Bahía Blanca explotó. ¿Es para preocuparnos? Recordemos que este mes de julio y el de agosto son considerados clave porque son los meses pico de enfermedades respiratorias.

Si, ya sé. Desde marzo que se viene pateando el “mes clave”, pero finalmente las certezas han llegado. Estamos dentro de los meses pico de contagios de Covid-19 y las evidencias saltan a la vista.

Ya no es tiempo de continuar con el relajo comunitario de hacer lo que se nos de la gana. Atravesamos la FASE 4 como si estuviesemos en FASE 5. Hay culpas concurrentes que trascienden en el relajo en cuanto controles y el desinterés de la sociedad bahiense por esta pandemia.

La buena noticia

Se esperaba este ascenso de contagios. Claro que si. De hecho eran esperables, para esta época, muchos más contagios de los que hay en la actualidad en nuestra ciudad.

Oficialmente los números siguen “muy por debajo” de lo esperado. Y acá no hay que decirlo públicamente porque los bahienses demostramos mucho relax en las medidas preventivas.

Por eso, las autoridades estan previendo un mayor patrullaje de la Policía, con el objetivo de desincentivar las reuniones que se están dando en todos los barrios porque al no hacer un rígido control, la consecuencia es que si nos das un cierto dejo de libertad nos tomamos todas las libertades. Y lo demostramos. Somos hijos del rigor.

¿Volvemos a Fase 3?

No necesariamente. Va a depender de TRES FACTORES:

  • La aparición de transmisión comunitaria (la hay)
  • El tiempo de duplicación de casos sea inferior a 15 días (estamos en 17 días. Ejemplo: si hoy hay 124, en 17 días debería haber 248);
  • Que el sistema sanitario no esté en capacidad para soportar la multiplicación de contagios (lo resiste hoy).

Por lo tanto, aún continuamos en FASE 4, lo que implica que no se perderán ninguna de las actividades productivas que están habilitadas por el gobierno municipal y el provincial en conjunto.

Está claro que no se podrán habilitar nuevas actividades. A quedarnos en casa!