Coronavirus: Penas patrimoniales para quienes no cumplan

Desde que se dictó el aislamiento social, preventivo y obligatorio dentro de todo el territorio argentino, fueron múltiples las causas penales que se abrieron por las violaciones de la cuarentena.

Los argentinos tenemos en nuestro ADN cultural el poco compromiso cumplir cualquier tipo de reglas. De todas maneras parece injusto hacer esta generalización. Somos más los que cumplimos que los que no, pero trascienden en los medios los incumplimientos.

Para aquellos que siguen en la “avivada” de no respetar el aislamiento y que no les asusta las consecuencias penales, ahora irán por sus “bolsillos”.

Está comprobado que gran parte de los presuntos delitos en violación al DNU 297/20 son cometidos por automovilistas.

Y, como hacer cumplir el aislamiento le cuesta al Estado mucha plata, y ya las fiscalías están trabajando con un enfoque en medidas cautelares patrimoniales que podrían garantizar que se cubran los gastos de los operativos y eventualmente indemnizaciones al Estado, donde también se incluirían los gastos que tuvieran las autoridades sanitarias, tanto en el operativo que tuviera que desplegarse como en la intervención de los profesionales médicos.

Todos los fiscales federales tienen la facultad de decomisar los vehículos utilizados en infracción al aislamiento como forma para asegurar que el encausado, eventualmente, responda por todos los gastos y daños ocasionados.

Las medidas cautelares que pueden tomarse dependerán del tipo de bien. Si se ha logrado la identificación precisa del bien, lo más conveniente es el embargo preventivo.

Si no se pudieron identificar bienes en un primer momento se puede adoptar una inhibición general de bienes mientras se desarrolla la investigación patrimonial.

Quizás, tocandole el bolsillo, cumplan con la ley.