fbpx

Cuando un proyecto es bueno todos tenemos que apoyarlo

Miguel Agüero Impuesto a las Ganancias

El Impuesto a las Ganancias significa que se pague un impuesto por trabajar. Simple. Se justifica, si querés, en sueldo bien altos.

Pero no deja de ser un impuesto al trabajo. Lo que ocurre en este bendito país es que el mínimo no imponible no tiene en cuenta la realidad económica de los trabajadores en relación de dependencia.

Es así que entran en la bolsa trabajadores que, si bien cuadran en ese mínimo imponible, les terminás “cortando las piernas” porque hay una familia atrás que hay que mantener.

Por este injusto impuesto paga Ganancias una enfermera que está laburando en plena pandemia y un barrendero, pero también lo paga un gerente de de una súper archimega empresa.

De todas maneras, es necesario aclarar que el Impuesto a las Ganancias es el impuesto más progresivo que tenemos. No es el IVA que todos pagamos lo mismo. Lo importante es entender que si alguien lo tiene que pagar, es alguien que tenga espalda para hacerle frente a ese impuesto.

Y, según el proyecto de ley de Massaque no me cae en gracia como el 99,99% de los políticos argentinos– sólo pagaría el 10% de los contribuyentes con mayores ingresos y las jubilaciones de privilegio.

Cuando un proyecto es bueno hay que apoyarlo, sea quién sea el que presente este tipo de iniciativas.

Y así piensa Miguel Agüero, titular del Sindicato de Trabajadores Municipales, que presentó en el Honorable Concejo Deliberante un Proyecto de Resolución para que sean menos trabajadores bahienses los que tengan que pagar este impuesto, por lo que es fundamental que todos los sectores de nuestra sociedad apoyen la iniciativa..

Vuelvo a repetir. Más allá de quien presente un proyecto de ley, si este es bueno, todos tienen que apoyarlo. Todos.

Es por tal motivo que es oportuno bancar la iniciativa de Miguel Agüero dentro del ámbito del HCD. Este sindicalista –tampoco me caen en gracia el 99,999999% de los gremialistas del mundo– que, si se toman el tiempo para ver todo lo que ha hecho en su Sindicato y ves las muestras de apoyo decís “epa, hay esperanzas de que no todos los gremios sean malos. ¡No lo putea nadie! Eso es un récord histórico.

En este país nos resulta raro que un gremio se dedique a defender al trabajador y cuando eso pasa, nos sorprende.

En este caso Agüero lo hizo en representación de una de las ramas de la CGT llamada “Bloque Unidad Sindical”, una de las ramas en las que se dividió la CGT local. La otra rama de la CGT liderada por Miguel Aolita pareciera que se ajusta mejor a ese famoso 80% de negativa que tienen los gremios. Si hacen la misma investigación de las opinión de Empleados de Comercio sobre su gremio se darán cuenta por qué digo esto.

Conclusión, hay que apoyar esta iniciativa de Agüero en Bahía Blanca para que sean menos los trabajadores bahienses que paguen este injusto Impuesto a las Ganancias.