Hasta el 31 de agosto no aumentan

A estas empresas que nos brindan pésimos servicios a tarifas caras, les pusieron un freno. Me refiero a telefonía celular, fija, internet y TV paga.

El titular del Enacom anunció que llegaron a un principio de acuerdo con las empresas de telecomunicaciones para suspender los aumentos de tarifas de telefonía celular, fija, Internet al hogar y televisión paga hasta el 31 de agosto.

No obstante eso, del mes pasado a este mes, ya aumentaron más del 30%. Para quienes tenemos débito para pagar Fibertel/Cablevisión, el agujero que nos hizo fue bastante grande.

En mi caso, a duras penas puedo seguir abonando, pero hay casos peores que directamente ya no pueden hacerle frente. Y no estamos hablando de lujos. Ya no se consideran así.

Para quienes no puedan seguir pagando, han implementado servicios complementarios, que suplen con una prestación muy similar a la que tenían, tanto para planes pospagos, prepagos e internet al hogar, con lo cual el paquete de medidas cubre todas las necesidades para estos momentos.

Por otro lado, el organismo informó que el servicio reducido que garantiza el no corte para ciertos clientes por mora o falta de pago se extenderá hasta el 31 de octubre de 2020.

Este beneficio solamente alcanza al siguiente universo de usuarios: Beneficiarios y beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo; beneficiarios y beneficiarias de Pensiones no Contributivas que perciban ingresos mensuales brutos no superiores a dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil; usuarios inscriptos y usuarias inscriptas en el Régimen de Monotributo Social; jubilados y jubiladas; pensionadas y pensionados; y trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia que perciban una remuneración bruta menor o igual a dos Salarios Mínimos Vitales y Móviles; monotributistas inscriptos en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere en dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil; usuarios y usuarias que perciben seguro de desempleo; electrodependientes; usuarios incorporados y usuarias incorporadas en el Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares; y exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza.

En cuanto a los usuarios no residenciales, los alcanzados son: Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMES) afectadas en la emergencia; las cooperativas de trabajo o empresas recuperadas inscriptas en el Inaes afectadas en la emergencia; las instituciones de salud, públicas y privadas afectadas en la emergencia; y las entidades de bien público que contribuyan a la elaboración y distribución de alimentos en el marco de la emergencia alimentaria.